Instituto de Córdoba, campeón de LNB por primera vez, en una gran final frente a Quimsa

Instituto (C), Campeón de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) por primera vez al vencer en la noche de este lunes a Quimsa, en Santiago del Estero, por 85 a 84, por el quinto partido de desempate de esta equilibrada serie final que transformó a los «albirrojos» en el segundo representativo cordobés en alcanzar este logro por detrás de Atenas, el más ganador de esta competencia con nueve títulos en el historial.

Lo que se espera de una final en cualquier deporte, para cualquier aficionado, pasa por el dramatismo, la emoción y la paridad. A la Liga Nacional de Básquet no le faltó ninguno de esos condimentos para que se definiera al ganador: Instituto de Córdoba se convirtió en el nuevo campeón del básquetbol argentino. 

La «Gloria» derrotó a Quinsa de Santiago del Estero por 85-84 en el quinto y último punto de la serie al mejor de cinco juegos y se quedó con la final por 3 a 2, en el duelo disputado en el estadio Ciudad de Santiago del Estero, colmado por más de 5000 hinchas locales que se quedaron en silencio por la conquista del equipo dirigido por Lucas Victoriano en los últimos segundos. De este modo, escribe su nombre en las páginas gloriosas de la Liga Nacional por primera vez en la historia. Todo, acompañado de un proceso que lleva 10 años y en el que el horizonte tiene objetivos claros de la mano de un presidente muy joven que viene del básquet, pero que no se olvida de que la raíz de Instituto está en el fútbol, con grandes ídolos que vistieron la camiseta de la selección argentina y se consagraron campeones del mundo.

Martín Cuello, encestó los dos simples claves a 2.4 segundos del final para enmudecer a todo el estadio. La última bola, en manos del local, no encontró destino. La chicharra sonó y todo fue algarabía para los cordobeses en el rectángulo de juego. El alero, de 29 años, brilló en la noche santiagueña: 21 puntos, seis rebotes y una valoración de 23 unidades. Pero además, se quedó con la distinción al mejor jugador de las finales: “Es un premio a lo individual, pero no más que eso, mi objetivo principal era competir para llegar a una final con este club que tanto lo viene buscando y sobre todo ganar un título”, expresó Cuello a LA NACION, con una de las redes de trofeo colgando en su cuello.

Deje un comentario