Copa LPF | Emotivo empate entre River y Racing: 2-2 en el Monumental | GOLES

El Millonario lo ganaba con los goles de Esequiel Barco y Nicolás De La Cruz, pero la Academia lo igualó en el complemento a través de Enzo Copetti y Leonel Miranda.

River igualó 2-2 con Racing en el otro clásico de la cuarta fecha y no puede subirse a la cima de la Zona A de la Copa Liga Profesional 2022. Se enfrentaron en el Monumental con el arbitraje de Pablo Echavarría.

El comienzo del partido fue parejo y entretenido con una chance de gol para cada equipo en el primer cuarto de hora. Primero, el arquero Gastón Gómez le tapó bien un centro atrás a Elías Gómez y, después, Paulo Díaz sacó sobre la línea y de cabeza un remate bombeado de Facundo Mura de larga distancia.

Racing lo llevaba bien, a diferencia de los clásicos anteriores: manejó mejor la pelota, impuso condiciones, neutralizó el juego de River y lo atacó rápido. Tenía todo a su favor, incluida la pérdida clave para el Millonario en la mitad de la cancha: Enzo Pérez, quien tuvo que retirarse con una molestia muscular en el isquiotibial derecho. La visita hizo todo bien hasta el gol de Esequiel Barco.

El ex Independiente tomó la pelota, avanzó y sacó un derechazo desde lejos que se metió en el palo derecho de Gómez. Fue el debut en la red para Barco con la camiseta de River en cuatro partidos, y el primero a la Academia en su carrera profesional.

Con el marcador a su favor, el Millonario no sacó el pie del acelerador y siguió probando con Nicolás De la CruzDíaz y Julián Álvarez, tanto por arriba como por abajo. Y como el que no abandona tiene premio, el uruguayo aprovechó un error en la salida de Leonardo Sigali y sacó un latigazo para poner la pelota en el mismo lugar que Barco, tras una buena triangulación con Bruno Zuculini y Santiago Simón -lo habilitó de primera-.

Parecía que se venía otra goleada, pero Racing no bajó los brazos en el complemento y buscó el descuento con mucho fundamento. Primero a través de Enzo Copetti, a quien descuidaron en el área y cabeceó cruzado en el primer palo luego de un gran centro de Gabriel Hauche.

A partir de ahí a River se le hizo muy cuesta arriba y fue dominado de punta a punta. Y claro, no haberle dado la estocada final a su rival le salió muy caro sobre el final del partido. La Academia avisó y avisó hasta que Leonel Miranda anotó el 2-2 y le puso suspenso a falta de ocho minutos.

Mura tiró un centro al área desde la derecha que complicó a una defensa de River que no pudo despejar y Miranda metió la cabeza y la clavó al lado del palo de Franco Armani, que nada pudo hacer a pesar de la exigida volada.