Por la guerra Rusia – Ucrania, la final de la Champions League se jugará en París

La UEFA designó al Stade de France como el nuevo escenario del partido que, originalmente, se iba a disputar en San Petersburgo.

Rusia inició la guerra con Ucrania. La decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, con el envío de tropas nacionales y bombardeos en suelo extranjero obligó a una reconfiguración del panorama futbolístico porque la UEFA optó por el sentido común y mudará la final de la Champions League, que se iba a disputar el 28 de mayo próximo en San Petersburgo.

El escenario que iba a albergar este partido definitorio iba a ser el Estadio Krestovski, pero debido a la “grave escalada de la situación de seguridad en Europa” el máximo organismo del Viejo Continente decidió trasladar este encuentro al Stade de France, reducto con capacidad para más de 80 mil personas, ubicado en el municipio de Saint-Denis, en París, Francia.

Stade de France

Tras la reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo, la UEFA mostró su agradecimiento con Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa, por su “apoyo personal y compromiso para que el juego más prestigioso del fútbol europeo de clubes se traslade a Francia en un momento de crisis sin precedentes” y añadió: “La UEFA apoyará plenamente los esfuerzos de múltiples partes interesadas para garantizar el rescate de los futbolistas y sus familias en Ucrania que se enfrentan al terrible sufrimiento humano, la destrucción y el desplazamiento”.

Tras ser sede de la final disputada en 2006 entre Arsenal y Barcelona, posterior campeón, Saint-Denis volvió de emergencia al mapa futbolístico y el sábado 28 de mayo desde las 17 albergará la final de la UEFA Champions League.