El curioso premio que el presidente de Senegal le otorgó a los campeones de la Copa Africana

Macky Sall, mandamás del país, premió al plantel y cuerpo técnico que se consagró a nivel continental con dinero y terreno.

El presidente de Senegal, Macky Sall, premió con dinero y terrenos a los futbolistas y el cuerpo técnico de la selección nacional que el pasado domingo ganó la Copa de Naciones de África 2021, informó este miércoles la Presidencia del país africano.

«Los jugadores y el cuerpo técnico recibirán cada uno 50 millones de francos CFA (unos 76.000 euros), una parcela de 200 metros cuadrados en Dakar y una parcela de 500 metros cuadrados en Diamniadio», una nueva ciudad en construcción a unos 30 kilómetros de la capital, informó la Presidencia en su cuenta de Twitter. Sall también condecoró a los miembros de la delegación senegalesa en la Copa de África, que se celebró en Camerún, con la Orden Nacional del León, la más alta distinción en este país de África occidental.

Senegal festejos

El presidente distinguió a los jugadores y el cuerpo técnico en una ceremonia celebrada a última hora del martes en el palacio presidencial en Dakar.

«Les encomendé una misión. Volvieron con la copa. Esta copa se la debéis a vuestras cualidades personales», dijo el jefe de Estado, al destacar la «explosión de alegría» que ha supuesto para Senegal la histórica consecución del título. «Por su fuerza vital y su genio creativo, habéis revertido el curso de la historia», subrayó el Sall, de pie en una tarima junto al trofeo de la Copa de Naciones de África.

Miles de personas se lanzaron este lunes a las calles de Dakar para celebrar la llegada de la selección de fútbol de Senegal tras adjudicarse por primera vez en su historia la ansiada copa. Tras la victoria histórica de los «Leones de la Teranga» -como se conoce popularmente al combinado nacional-, el presidente Sall decretó el lunes como día festivo para el disfrute de toda la población. Los Leones se impusieron en la final a Egipto, el equipo más laureado del torneo.

Tras acabar los noventa minutos y la prórroga con empate cero en el estadio D’Olembé de Yaundé, la estrella del Liverpool Sadio Mané consiguió el triunfo en la tanda de penaltis con un lanzamiento definitivo.

De esta manera, Senegal rompió su maleficio tras haber perdido dos finales anteriores de la Copa de Naciones de África: con Camerún en la edición de Mali en 2002 y contra Argelia en la de Egipto de 2019.