Boca | Villa habló de ‘poca actitud’ en la final de Madrid y puso al vestuario en llamas

El colombiano aseguró que en la final ante River en Madrid faltó «actitud» y sus compañeros mostraron su descontento, aunque no se vieron sorprendidos: «Sabemos de quién viene».

Cuando los conflictos entre Boca Sebastián Villa parecían haber quedado en el pasado, una nueva y polémica declaración del colombiano lo pone nuevamente en el foco de la tormenta. El extremo brindó una entrevista en formato de ping-pong y sin tapujos aseguró que en la final de la Copa Libertadores contra River, en Madrid, al equipo le faltó «actitud».

La contundente afirmación no pasó desapercibida en el seno del vestuario del Xeneize, que rápidamente expresó un evidente descontento por estos dichos, aunque no se vio para nada sorprendido: «Sabemos de quién viene».

«Lo conocemos y no tiene resto. Sabemos cómo es, ¿qué podes esperar de Villa», fue la frase que retumbó en el predio de Ezeiza, de parte uno de sus compañeros, dejando a las claras el pensamiento que tiene gran parte del plantel sobre el colombiano.

 Cabe destacar que la relación entre Villa y varios de sus colegas de Boca ya se había visto manchada tras la decisión unilateral que había tomado de irse a Colombia el año pasado, cuando su anhelo era emigrar al fútbol europeo; ahora, con esta explosiva frase, el futbolista de 25 años no hizo más que acrecentar las rispideces y agitar la interna.

Riquelme, el otro apuntado en Boca por Villa

A su vez, en la entrevista con el canal de YouTube Ezzequiel, a Villa le pidieron que defina cómo quedó su relación con Juan Román Riquelme del 1 al 10. «5», fue su contundente respuesta. Por otro lado, dijo que estuvo cerca de jugar en el Brujas de Bélgica y que «nunca» le faltó el respeto a la institución.

Las frases no solo repercutieron en el vestuario de Boca, sino también en el Consejo de Fútbol y particularmente en la figura de Román, a quien se refirió expresamente. Así, después de haber hecho las paces luego de varios conflictos y entredichos, esta nueva polémica que generó no parece haber hecho otra cosa más que «defraudar» al vicepresidente.