Djokovic: los cambios en Francia que le permitirían jugar Roland Garros

Las modificaciones impulsadas por el gobierno francés en lo que refiere a la normativa anti Covid-19 favorecen al serbio, que recibió la banca de un pesado del fútbol.

Después de haber sido deportado de Australia por decisión del ministro del Interior Alex Hawke, por no contar con el esquema de vacunación completo y presentar inconsistencias en la documentación migratoria, llegan buenas noticias para Novak Djokovic. El serbio, que dado lo sucedido se vio imposibilitado de participar del primer Grand Slam del año, el Australian Open, sí podría jugar el segundo grande de 2022, Roland Garros, a disputarse en París en mayo próximo.

Los cambios impulsados por el gobierno francés en lo que refiere a la normativa anti Covid-19 le permitirán a los extranjeros no vacunados ingresar al país si hubieran sido positivos en los últimos seis meses, algo que, como sabemos a partir de lo acontecido en Australia, pasó con Djokovic.

En medio del conflicto con las autoridades australianas, los abogados del (todavía) número 1 del mundo presentaron ante la Justicia una prueba de un PCR positivo que data del 16 de diciembre del año pasado, lo que le daría ‘inmunidad’ hasta el 16 de junio de 2022, algunos días después de que termine el torneo parisino, que se jugará entre el 22/5 y el 5/6.

El gran objetivo del serbio es jugar y ganar otro Grand Slam para desempatar con el español Rafael Nadal (5°) y el suizo Roger Federer (17°) en el récord compartido de 20 títulos major.