Leeds se quedó con un partidazo ante West Ham con triplete de Harrison

El conjunto de Marcelo Bielsa le ganó como visitante al equipo de Lanzini, que no gravitó, como visitante y le escapa a la zona de descenso

El Leeds de Bielsa se quedó con un partidazo en el Olímpico de Londres. Le ganó 3-2 a West Ham, que reaccionó dos veces, gracias a un triplete de Jack Harrison. Además hubo dos tantos anulados por el VAR en el final. El conjunto del Loco se tomó revancha ante los de Manu Lanzini, que se impusieron por 2-0 en el cruce por la FA Cup. 

El camino a la victoria lo abrió Jack Harrison a solo diez minutos del comienzo del partido, cuando el visitante dominaba el encuentro y no le permitía llegar con peligro al arco defendido por Illan Meslier. Pero promediando la primera mitad, los locales mejoraron y llegaron a la igualdad gracias al tanto de Jarrod Bowen.

La alegría y el envión anímico le duró poco al conjunto de Manu Lanzini, que fue titular pero no logró mostrar su mejor faceta en este encuentro y no gravitó para su equipo, ya que solo tres minutos después volvió a aparecer el 22 visitante para poner el 2-1 e irse al descanso con la victoria.

La acción volvió a aparecer rápido en el complemento, ya que los locales salieron decididos tras el entretiempo a dar vuelta la historia. A solo seis minutos del inicio volvieron a ponerse iguales por el tanto de Pablo Fornals. El partido siguió siendo intenso y con gran cantidad de llegadas para ambos equipos.

A los 15 de la segunda mitad llegó el triplete de Jack Harrison, la figura del encuentro, tras un centro exquisito de Raphinha, quien además minutos después clavó un tiro libre en el ángulo que pudo ser el cuarto de si equipo. A falta de 15 minutos para el final, el brasileño fue protagonista también de la jugada que también pudo aumentar la diferencia, pero que el VAR anuló, correctamente, por fuera de juego. Hubiese sido gol de Mateusz Klich. Esta decisión fue aplaudida, quizás con ironía, por el DT argentino ya que la decisión estuvo bien tomada pero la regla parece quedar algo absurda.