El inesperado refuerzo de Barracas Central para jugar en la Liga Profesional

El Guapo cerró la llegada de sus dos primeras caras nuevas para la próxima temporada y uno llamó la atención por su pasado reciente.

Barracas Central, el último equipo en subir a la Liga Profesional de fútbol, ya se está armando para afrontar su primera temporada en la elite del fútbol nacional y en las últimas horas anunció la continuidad de Rodolfo De Paoli como entrenador y la llegada de sus dos primeros refuerzos.

Las caras nuevas del Guapo el mediocampista Jonatan Blanco, quien llega con el pase en su poder tras un paso por All Boys, y el arquero Rodrigo Saracho, justamente quien enfrentó a Barracas Central jugando para Quilmes en la final por el segundo ascenso que se definió por penales en cancha de Racing.

La situación llamó la atención por lo curiosa: Saracho, uno de los mejores arqueros de la divisional, no pudo aprovechar la chance de jugar en Primera tras caer con su equipo y se le abrió la puerta en el rival de la dramática definición.

En diálogo con Deportes en FM, el propio arquero, de 27 años, comentó su punto de vista: «Quilmes me dijo que no puede hacer uso de la opción de compra y no me puede retener. Entiendo al hincha cervecero, pero espero que ellos me entiendan a mí, que es trabajo. Siento que es el momento de jugar en Primera«.