El Barcelona, en situación crítica: aún no redujo su masa salarial y no puede inscribir a sus refuerzos

Este fin de semana, el conjunto de Ronald Koeman iniciará su camino en La Liga y el entrenador no sabe si podrá usar a sus fichajes. Qué sucederá con Sergio Agüero.

Con Lionel Messi fuera, los problemas del Barcelona recién están comenzando. El club que hace una década era el modelo en el fútbol mundial, en la actualidad está ahogado en deudas, sin su máxima figura, con internas dentro de la dirigencia y excedido en su presupuesto destinado a salarios. Es por eso que por estas horas las oficinas del Camp Nou arden buscando solucionar al menos los problemas más urgentes. Entre ellos, el que más preocupa en la inmediatez es la imposibilidad de usar a sus refuerzos.

En este mercado de pases, el cuadro catalán contrató al neerlandés Memphis Depay, al argentino Sergio Agüero, al brasileño Emerson y al español Eric García. Sin embargo, ninguno de estos fichajes fue aprobado por La Liga, cuyo certamen comienza este fin de semana. El domingo, el equipo conducido por Ronald Koeman recibirá a la Real Sociedad y el entrenador aún no sabe si podrá utilizar a estos futbolistas.

Para poder hacerlo, el club debe reducir drásticamente su masa salarial. Según informan los principales portales españoles el plan para que esto se efectivice es el de ceder a préstamo a Samuel Umtiti y Miralem Pjanic, quien podrían recalar en la Juventus. El problema con el defensor francés es que su salario ronda los USD 19 millones y ningún club pretende abonarle semejante cifra, por lo que él prefiere seguir en el Barcelona pese a no ser tenido en cuenta.Memphis Depay es uno de los jugadores por los que Koeman más había insistido (Reuters)Memphis Depay es uno de los jugadores por los que Koeman más había insistido (Reuters)

Pero estas dos posibles salidas no son suficiente. Desde la dirigencia parecen haberse dados por vencidos sobre posibles ofertas para vender a estos futbolistas y lo mismo ocurre con Philippe Coutinho, quien tiene un salario superior a los USD 17,5 millones por año.

Por ese motivo, la dirigencia de Joan Laporta está llevando adelante negociaciones con Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergi Roberto y Sergio Busquets, quienes estarían dispuestos a renegociar sus contratos y bajarse los sueldos para darle respiro a las arcas del club. Sin embargo, las charlas por ahora son solo eso. Por lo tanto, todo sigue igual.

Para tomar dimensión de la situación del Barcelona, según estimaciones en base al balance de la temporada 2019/20 y teniendo en cuenta las llegadas y las salidas de este mercado de pases, la masa salarial actual ronda los USD 585 y 610 millones. Mientras que La Liga le impuso un tope de USD 439 millones. Es decir, que el cuadro blaugrana está excedido entre USD 146 y 171 millones.Samuel Umtiti tiene uno de los salarios más altos de la plantilla pero no quiere marcharse (Europa Press)
Samuel Umtiti tiene uno de los salarios más altos de la plantilla pero no quiere marcharse (Europa Press)

En este contexto, el Barcelona no puede inscribir a sus refuerzos y le quedan solo tres días antes del debut en La Liga. Los medios locales aseguran que el objetivo de los directivos es lograr que Depay sea aceptado para poder jugar este fin de semana ante la Real Sociedad, mientras que se tomarían más tiempo para hacerle un lugar al Kun Agüero, quien por estar lesionado todavía no puede jugar.

El mercado de fichajes termina a fin de mes, por lo que el club tiene hasta el 31 de agosto para renegociar contratos y desprenderse de algunos futbolistas. Sin embargo, con este panorama ya se especula sobre qué sucederá en caso de que el cuadro culé no normalice su situación y La Liga no apruebe sus fichajes. En caso de que eso sucediese, Depay, Agüero, Emerson y García no podrán jugar el torneo, aunque sí podrían ser incluidos para disputar la Copa del Rey, que depende de la Real Federación Española de Fútbol, y la Champions League, organizada por la UEFA.