Sebastián Villa se ausentó una vez más del entrenamiento de Boca

El delantero colombiano sigue presionando para que el Consejo de Fútbol acepte la oferta de Brujas, aunque se expone a una sanción. En el medio, su causa judicial por violencia de género.

Como Juan Ramírez en San Lorenzo, pero ahora con Sebastián Villa. La novela entre el colombiano y Boca recién comienza, aunque ya tiene varios capítulos. El último: el delantero se ausentó a la práctica de este viernes en Ezeiza, por lo que ahora se expone a una sanción. Esta situación es similar al conflicto que atravesó Agustín Almendra con la institución a fines de 2020.

Por ahora, la postura de los dirigentes de Boca es esperar a que Brujas mejore la oferta o el tema pasará a legales si es que el jugador sigue faltando a su trabajo. Mientras tanto, Miguel Ángel Russo tendrá una difícil tarea que resolver de cara a los partidos contra Talleres, en Córdoba, y al Superclásico contra River por los octavos de final de la Copa Argentina. El juvenil Aaron Molinas ya se perfila para reemplazar a Villa, por lo menos para el primer encuentro.

Villa, quien ayer se despidió de sus compañeros en el entrenamiento, retiró sus pertenencias y le pidió al Consejo de Fútbol que cambie de opinión y acepte la oferta de Brujas de Bélgica, se expone a una sanción porque tiene contrato vigente hasta el 31 de diciembre de 2024, con una cláusula de 40 millones de dólares.

Cabe recordar que Boca ya rechazó dos ofertas por Villa, cuyo pase le pertenece al Xeneize en un 70 por ciento, mientras que el 30 restante es de Deportes Tolima. Una fue por cinco millones de dólares y otra por siete millones más dos en objetivos y el porcentaje de una futura venta. Se espera que la tercera sea la que termine de convencer al Consejo de Fútbol para dejar ir al colombiano, a quien se le viene el juicio oral por violencia de género contra su ex pareja.