Confirman la elevación de la causa de Sebastián Villa a juicio oral

La Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Lomas de Zamora confirmó la elevación a juicio por los delitos de amenazas y lesiones leves. Consideró que existe suficiente “entidad probatoria suficiente” como para elevar definitivamente la causa. ¿Cuándo podría ser el proceso?

Horas después que Juan Román Riquelme dijera que «el mejor jugador del país es Sebastián Villa», el delantero colombiano vuelve a ser noticia. La Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Lomas de Zamora confirmó la elevación a juicio por los delitos de amenazas y lesiones leves contra Daniela Cortés, su ex pareja.

Según pudo saber cuenta el sitio Doble Amarilla, la sala tercera confirmó la decisión del juez Javier Mafucci Moore y consideró que existe “entidad probatoria suficiente” como para elevar definitivamente la causa a ese proceso judicial.

Además, quedó convalidada la «actuación de la fiscalía», según pudo confirmar Doble Amarilla de diversas fuentes judiciales.

El pasado 4 de junio Mafucci Moore, Juez de garantías de Esteban Echeverría, había sacado la resolución en la cual daba la derecha a la fiscal de la UFI 3, Verónica Pérez. La fiscalía había pedido que que se lo juzgue por “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real con amenazas coactivas».

Villa había sido denunciado por primera vez el pasado 28 de abril de 2020 por Daniela Cortés, quien en ese momento era su pareja. La chica también mostró en redes sociales imágenes que reflejaban que había sido golpeada por el jugador de Boca. Las primeras pericias indicaron que la mujer estuvo sometida a «un nivel alto de riesgo de violencia grave».

A partir de ahí, la investigación se llevó adelante con la indagatoria a Villa y citaciones de testigos de ambas partes. De un lado, la madre, la hermana y una amiga de Cortés. Y del otro, el primo de Juan Fernando Quintero, los tres representantes y varios amigos del delantero. Además, la fiscal convocó al propio Juanfer, vecino de la pareja que la noche de los incidentes hospedó en su casa al jugador de Boca y a la vez mantuvo una charla telefónica con Daniela.

«Con la prueba colectada logramos la probabilidad que la instancia requiere en cuanto a amenazas coactivas y lesiones leves», explicaron desde la fiscalía, pero no pudieron probar la «coacción agravada». De esta manera, la imputación más pesada que corría sobre el delantero ya no está sobre la mesa.

Boca, en su momento, había dicho que esperaría la determinación de la Justicia para tomar una decisión con el delantero, cuando estalló el tema. Semanas después, cuando Boca comenzó a definir la Copa Libertadores 2020, el delantero volvió a jugar normalmente, a la espera de lo que decida la Justicia. Ahora, con la elevación definitiva a juicio oral, habrá que ver si su situación cambia. A juzgar por el concepto futbolístico del vicepresidente Juan Román Riquelme, parece complicado. 

¿Cómo sigue el proceso ahora?

Según se pudo saber con fuentes judiciales, ahora hay que sortear el tribunal que se hará cargo del proceso, que las partes (fiscalía, defensa) digan que prueba van a utilizar en el debate (testigos, informes, etc) y después se fija la fecha de inicio del juicio. Sobre este punto, aún no hay nada en concreto, pero en Tribunales calculaban que podía llegar a realizarse antes de fin de año.