¿Paulo Díaz llega para la pretemporada?

La recuperación del chileno de su miocarditis podría demorarse más de lo previsto. En River confían en que Bologna pueda estar el 16.

El brote colectivo de Covid-19 que afectó a 22 jugadores de River ya forma parte del pasado para la mayoría de esos futbolistas. Sin embargo, Enrique Bologna y Paulo Díaz aún no recibieron el alta definitiva ya que el virus les dejó diferentes secuelas que requieren de controles médicos frecuentes: el arquero sufrió un principio de neumonía y el defensor chileno, una leve miocarditis (inflamación del miocardio, el tejido muscular del corazón).

De ellos dos, el que presenta una mayor evolución hasta el momento es Bologna, quien en los próximos días ya podría dejar atrás ese cuadro. En cambio, la situación de Díaz es más compleja en cuanto al tiempo de recuperación. Por esa razón, en River estiman que el Beto podría arrancar la pretemporada con el plantel el 16 de junio, aunque en el caso del trasandino son mucho más cautos.

No es que Díaz padezca un problema severo. Por ahora, sólo debe permanecer en reposo deportivo hasta que los estudios periódicos que le están realizando confirmen que la inflamación desapareció por completo. Y resulta imposible estimar un plazo para eso, porque si bien el tiempo promedio de recuperación en este tipo de cuadros es de dos semanas, existen antecedentes de jugadores que tardaron hasta un mes para poder volver a entrenarse.

Incluso, uno de esos ejemplos se dio en River con el arquero Ezequiel Centurión, hoy a préstamo en Estudiantes de Buenos Aires. Aunque también está el caso de Edwin Cardona en Boca, recuperado en dos semanas. Todavía faltan 15 días para que el equipo de Gallardo vuelva a entrenarse antes de volar a Estados Unidos para realizar la pretemporada en La Florida (podría ser en Miami o en Orlando), pero lo concreto es que Bologna mejora día a día bajo la constante supervisión de los médicos del plantel, quienes prevén que sea de la partida en el arranque de los trabajos.

Con Díaz, en cambio, el panorama es diferente. El central de 26 años ya se quedó afuera de la convocatoria a la selección de Chile para la doble fecha de Eliminatorias, en la que la Roja jugará ante Argentina y contra Bolivia y también para la Copa América y aún no es seguro que puede estar a las órdenes de Gallardo tras las vacaciones.