Bilardo preguntó por Maradona durante su encuentro con Lemme: «¿Dónde está el 10?»

El ex ayudante del Doctor contó que lo visita todos los días y reveló que recientemente el Narigón le consultó por Diego.

Durante los últimos días, la foto de un sonriente Carlos Salvador Bilardo junto a Miguel Lemme recorrió las distintas redes y generó la alegría de los hinchas argentinos. El ex ayudante del Doctor contó que lo visita todos los días y confesó que el Narigón le preguntó por Diego Armando Maradona en uno de sus últimos encuentros.

«Esta bien que la familia no le contó lo de Diego y el «Tata», porque no podemos solucionar nada contándole y aparte le puede hacer mal. Lo que sí, el otro día, una vez sola me preguntó sobre Diego. Pasaron un flash y el me pregunta: ¿Dónde está el 10? y yo enseguida le contesto «No sé donde anda el loco, que se yo donde andará ese muchacho»», expresó en un diálogo con Super Deportivo Radio. Y completó: «Cada vez que aparece algo así los chicos le cambian lo que está mirando, no quieren que vea”.

Sobra la foto, relató: «Yo tenía una foto en el WhatsApp con Carlos cuando habíamos estado en la Selección en el 2010. El otro día estaba Gloria, su esposa, y se me ocurrió decirle me sacas una foto con Carlos para actualizarla. Mira la casualidad, que le dije a Carlos cuando nos sacamos la foto «Carlos vamos a recorrer el mundo con esta foto» sin saber lo que iba a pasar. La subí y salió en todos lados. Al principio no me gustó, pero después me alegre con todos los lindos comentarios hacia Carlos. El esta muy bien. Yo gracias a Carlos recorrí el mundo».

Maradona Bilardo

Además, Lemme contó detalles de sus encuentros: «Cuando voy jugamos al dominó, yo lo cargo, le doy la vuelta olímpica alrededor de los sillones, y dice: ¡Y este, a quien le ganó! Aparte te hace trampa porque vos te descuidas un ratito, te mira las fichas y si no tiene la ganadora, la deja y agarra otra. Yo le digo ¡Carlos, me estas haciendo trampa! y el me dice: Yo no hice nada, je. Es un fenómeno, no pierde la picardía y las mañas».

«Cuando me ve llegar me dice ¿Qué hacés Miguel? ¿Cómo te va? ¡Estas bien físicamente! ¡Podes jugar medio tiempo! y yo le contesto: «Vengo a ver al mas grande», y me pongo a cantar, bailar y le digo «Borombom borombon es el equipo del narigón» y cantamos los dos juntos», culminó.