Barcelona empató con Levante y prácticamente se despidió de la Liga

El equipo de Messi lo ganaba 2-0 por goles de la Pulga y Pedri en el primer tiempo, pero se durmió en el segundo tiempo y Levante lo empató. Cuando parecía complicarse, Dembélé volvió a poner en ventaja al Barcelona, pero no supieron aguantarlo y el partido terminó 3-3.

Barcelona dejó pasar otra chance más en la pelea por la Liga de España, tras empatar 3-3 contra el Levante en condición de visitante por la fecha 36 y le dejó el camino servido a los dos equipos de Madrid, el Atlético (77) y el Real (75) para que se disputen el título.

Barcelona arrancó muy metido el partido y en los primeros minutos generó un par de situaciones claras de gol, aunque Pedri se lo perdió por duplicado y Messi no estuvo fino en uno de los tiro libres que mejor le sientan. Sin embargo, la Pulga abrió el marcador a los 25 con una espectacular definición de tijera y la cosa parecía encaminarse.

Mucho más, cuando a los 33 llegó el 2-0 tras una contra que condujo Messi, tuvo la asistencia de Dembélé y el toque a la red de Pedri, que solo tuvo que empujarla. Todo parecía bajo control, pero el arranque del complemento no fue para nada bueno y en cinco minutos, Levante se puso 2-2. Primero, a los 11, Melero conectó de cabeza un centro desde la derecha, y a los 15, tras un error de Messi, Morales definió de volea para un golazo que puso el empate a media hora del final.

El partido se le hacía cuesta arriba al Barcelona, pero supo reaccionar y gracias a un fierrazo de Dembélé, volvió a pasar al frente el elenco catalán, tan solo cinco minutos después del empate de Levante. Pero lejos de volver a dominar las acciones a partir de la ventaja, el elenco Culé no pudo imponerse y volvió a dar ventajas en el fondo. Tras un pelotazo por izquierda, llegó el centro bajo que anticipó en el primer palo Sergio León, para el 3-3 que fue definitivo.

Con más empuje que ideas, Barcelona intentó ir en busca del triunfo en los minutos finales, pero no tuvo con qué volver a pasar al frente y de esta manera terminó sumando un punto con sabor a despedida en la lucha por el título. Ahora, los de Koeman tienen 76 y podrían quedar a cuatro del Atlético de Madrid, si mañana le gana a Real Sociedad y dos del Real Madrid, si hace lo propio el jueves ante Granada. A falta de solo dos fechas para el final de la Liga, este empate parece haber sentenciado la suerte de Barcelona, que deberá esperar otro año más para volver a coronarse en España.