¿Cambia la sede de la final de la Champions?

La crisis sanitaria en Turquía se suma al pedido de ambos clubes finalistas, que al ser ambos ingleses, apoyan la medida y esperan que el encuentro se juegue en Inglaterra.

La FA (Federación Inglesa de Fútbol) está negociando con la UEFA, un cambio de sede para la final de la Champions League que se celebrará el 29 de mayo, entre el Manchester City y el Chelsea. El motivo principal se debe a que ambos equipos son ingleses y, por la situación de la pandemia, no ven conveniente que los planteles viajen casi 4.000 km desde Inglaterra a Turquía para jugar, cuando pueden hacerlo en un estadio neutral en su país de origen.

Si esto llegara a ser posible, por segundo año consecutivo Estambul pierde su sede para albergar el partido cúlmine del torneo de clubes más importante de Europa porque el año pasado se había disputado, desde los cuartos de final, en Lisboa.

El ministro de Transporte inglés, Grant Shapps afirmó que su gobierno tiene a Turquía dentro de “una lista roja”, es decir, que solamente pueden viajar personas esenciales que tengan que realizar un trabajo específico, y luego tienen que cumplir una cuarentena de 10 días aislados en los hoteles.

A su vez, señaló que el Reino Unido está permitiendo nuevamente el acceso a algunos hinchas en partidos de fútbol y la final de la Champions, si se juega en Inglaterra, podría ser un puntapié inicial para que la gente pueda ir a ver a sus equipos. En el caso de que se jugase en Turquía, tanto los hinchas del Chelsea como del City, no podrán asistir a la final porque es solo pueden viajar los jugadores.