Murió Rafael Albrecht, gloria de San Lorenzo

El tucumano tenía 79 años y había contraído coronavirus. Fue ídolo en Boedo como parte de los Matadores y jugó dos Mundiales con la Selección.

Rafael Albrecht, gloria eterna de San Lorenzo, murió este lunes a los 79. Había contraído coronavirus y pasó sus últimos días internado en el Hospital Español a raíz de una neumonía. Fue un marcador central que no sólo marcó época en Boedo, sino también en la Selección. Desde el fondo de la cancha, llegó a marcar 95 goles en sus 506 partidos como profesional.

Llegó al fútbol profesional en 1957, a los 16 años, en Atlético Tucumán. Tres años después  pasó a Estudiantes. Y en 1963 arrancó su etapa más prolífica en San Lorenzo. Primero fue parte de los Carasucias con Narciso Horacio Doval, Héctor Rodolfo Veira, Fernando Areán, Victorio Casa y Roberto Telch.

Luego fue parte de un equipo que marcó historia: Los Matadores. Aquel recordado campeón invicto del Metro 68, conducido por el brasileño Elba de Padua Lima, más conocido como Tim, quien quedó cautivado por el talento de Albrecht. «Es un astro. Ese es de los que conocen la hora de ir y la hora de quedarse. No necesita ninguna clase de consejo. Sabe todo. Puede jugar aquí y en cualquier parte. Por calidad, personalidad y temperamento».