La Liga: Barcelona venció a Villarreal y depende de sí mismo para ser campeón

El conjunto de Lionel Messi, quien sufrió un tremendo planchazo que preocupó a todos, ganó 2-1 como visitante con doblete de Griezmann y sigue firme en la lucha por el título.

Barcelona derrotó 2-1 al Villarreal, por la fecha 32 de La Liga de España, y cumplió con la obligación de ganar para seguir dependiendo de sí mismo para quedarse con el campeonato. Doblete de Antoine Griezmann para dar vuelta un partido difícil como visitante pero que le permite a Lionel Messi y compañía continuar aspirando a un nuevo título de liga.

Cuando promediaba la primera parte, Samuel Chukwuez fue quien abrió el marcador a favor del local tras gambetear a Marc-André ter Stegen y definir sin resistencia en el arco. Pero en la siguiente jugada, un gran pase de Óscar Mingueza dejó solito a Griezmann, quien la empaló y con un golazo igualó enseguida las cosas. 

Y diez minutos después de la alegría de abrir el marcador, el Submarino Amarillo ya estaba debajo en el resultado. Para colmo, el segundo tanto del francés fue gracias a un regalito de Juan Foyth: se la quiso dejar a su arquero para que la reviente, pero no vio a Antoine, quien sin pararla cruzó el zurdazo y la puso al lado del palo. Grosero error del defensor argentino.

Ya en la segunda parte, Messi fue protagonista de una jugada que paró todos los corazones blaugranas. Pelota dividida ya que Manu Trigueros la controló larga, llegó primero Leo pero el futbolista local se arrojó de manera más que temeraria con su suela levantada. Todos los tapones chocaron fuertemente con el tobillo del Diez, que estaba con su pie firme sobre el suelo.

Gestos de dolor en el astro argentino y de preocupación en todos sus compañeros y entrenador. Planchazo criminal del mediocampista español que, para colmo, se fue protestando la merecida roja directa que vio del árbitro Carlos del Cerro Grande. Messi quedó tendido un buen rato en el césped, pero se pudo levantar y, por fortuna, continuó disputando el partido. 

Fue triunfo 2-1 para Barcelona, que quedó como escolta junto a Real Madrid, ambos a dos puntos del Atlético de Madrid, líder de La Liga. El Merengue disputó 33 encuentros, mientras que el Blaugrana y el Colchonero, 32. Y estos dos últimos aún deben enfrentarse en la jornada 35, por lo que dependen de sí mismos para consagrarse campeones. La liga española está que arde.