Racing – Independiente: Vigliano rompió el silencio y reconoció su error en el penal

El árbitro habló con la TV y admitió que no fue penal a Maggi. «Es un error arbitral propio de quien toma una decisión en una fracción de segundo, no es más que eso», avisó.

Mauro Vigliano, actor fundamental en el clasico que Racing le ganó de forma agónica a Independiente, tras el inexistente penal que cobró sobre el cierre a favor de la Academia, rompió el silencio.

«No hay palabras para describirlo. Solo los árbitros sabemos lo que nos genera este tipo de situaciones. Quiero dejar en claro que el árbitro es el primero que desea que su partido no tenga inconvenientes, terminar sin problemas, sin errores. Y mucho más sin errores gravitantes como el que tuve el sábado«, destacó el juez en diálogo con Sportia.

Acto seguido, agregó: «Entiendo al jugador, al hincha, al mundo que se siente perjudicado por la decisión árbitral. No me estoy victimizando, pero no saben el dolor que nos genera a nosotros. Uno decide en una fracción de segundo, en un plano único, a una única velocidad«.

Luego, con la voz visiblemente afectada, explicó: «La familia sufre a la par que nosotros, uno quiere devolver la confianza a quien lo designa con una buena actuación. Es un error arbitral propio de quien toma una decisión en una fracción de segundo, no  es más que eso«.

Si bien el reclamo podía parecer genuino, también tenía mucho peso el momento del partido. Podía venir por ese lado. Yo estaba convencido hasta el final de que el penal era penal. Automáticamente me empezaron a llegar mensaje de que me daban cuenta de que había habido un error en la sanción del penal. Después busqué la jugada, no tenía buena señal en el vestuario y al final la pudimos ver.

La explicación de Vigliano sobre el golpe de Novillo a Saltita González

«Por respeto a González, que terminó internado, la situación con Novillo es absolutamente fortuita. Uno salta a cabecear con la frente y otro recibe el golpe en la nuca. Estas situaciones se dan mucho en el fútbol y nunca son de tarjeta«, aviso.

«Nadie quiere golpear cabeza con cabeza«, finalizó.