Allanaron a Matías Morla en la causa por defraudación: no puede usar las marcas de Diego Maradona

Dalma y Gianinna, hijas mayores del Diez, habían denunciado penalmente al abogado por el delito de defraudación por administración fraudulenta.

En la tarde del lunes, allanaron la escribanía Iampolsky y el estudio de Matías Morla en el marco de la causa que investiga el uso de la marca Maradona y se llevaron documentación de la empresa Salttvica. A su vez, se prohibió al letrado el uso de la misma.

Dalma y Gianinna Maradona, las hijas mayores del excapitán de la Selección argentina, habían denunciado penalmente el 12 de marzo al abogado por el delito de defraudación por administración fraudulenta, al acusarlo de apropiarse de la marca de su padre en base a “la traición, la deslealtad, la infidelidad y el abuso de poder”.

La presentación en la que denuncian la presunta apropiación por parte de Morla de las marcas ligadas al exfutbolista y entrenador había sido realizada en los Tribunales porteños por los abogados patrocinantes de las dos jóvenes.

“Podría decirse que Morla actuó como un verdadero administrador de un patrimonio ajeno o que lo tuvo a su cargo por extensísimas facultades, de hecho al inicio de la relación, después jurídicas, en razón del otorgamiento a su favor de un amplio poder en el año 2016″, señalaron en la denuncia, mientras que destacaron: “Resulta indudable que Morla perjudicó y muy gravemente los intereses que nuestro padre le había confiado. Pues allí donde estaban en su patrimonio las distintas marcas de su exclusiva titularidad, luego de la gestión de su manejo a cargo del imputado dejaron de estarlo”.

“En definitiva, la actuación de Morla representa un caso paradigmático de traición, deshonestidad y abuso, que merece y debe ser castigado con todo el peso de la ley”, agregaron.

En dicha presentación, las hijas de Maradona señalaron la posibilidad de que “hayan existido quehaceres comerciales llevados adelante por Morla que le generaran a su padre ganancias o beneficios económicos”, pero lo que atañe a la denuncia es lo que “se relaciona con las marcas que eran de exclusiva propiedad y titularidad del Diez”, y que “desaparecieron o se esfumaron de su patrimonio”, luego de la gestión del abogado.