Boca abrió las puertas de su entrenamiento tras mas de un año

Luego del empate ante Independiente, el Xeneize practicó en Centro de Entrenamiento de Ezeiza con la prensa en la tribuna. La buena noticia es que Cardona fue exigido y su vuelta está cada vez más cerca.

Tras más de un año de entrenamientos herméticos por la pandemia de coronavirus, Boca volvió a abrirle las puertas de su práctica a la prensa, que esta mañana pudo hacerse presente en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza. Primero, los que jugaron ante Independiente, e igualaron 1-1, comenzaron haciendo trabajos de recuperación en el gimnasio y luego se trasladaron al campo de juego principal. Por otra parte, lo que no sumaron minutos o tuvieron poca acción en Avellaneda practicaron con algo más de intensidad.

La buena noticia de la jornada es que Edwin Cardona, quien no juega desde el 7 de marzo y ya se perdió cuatro partidos, se puso los botines y fue exigido. Su presencia frente a Defensa y Justicia el sábado, en La Bombonera, dependerá de cómo evolucione de la lesión del recto anterior de su pierna izquierda.

El colombiano trabajó junto a Cristian Pavón, quien se está recuperando de la operación a la que fue sometido hace más de un mes por la fibrosis en sus tobillos. Vale recordar que el deseo del atacante cordobés es recuperarse y emigrar al fútbol del exterior.

A otro de los que se lo vio en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza fue a Diego González. El Pulpo está cada vez mejor de la dura lesión que sufrió en su tobillo izquierdo en la final de la Copa Diego Maradona ante Banfield y hoy ya practicó algunos minutos junto al resto de sus compañeros.