Champions League | Sevilla estuvo cerca de la hazaña pero no pudo con Haaland

El conjunto alemán igualó 2-2 con el andaluz, que estuvo muy cerca de la hazaña, y pasó a la siguiente instancia del certamen europeo. Ocampos, Acuña y Papu Gómez sumaron minutos en la visita.

Como viene sucediendo desde hace más de una temporada, Borussia Dortmund venció 2-1 a Sevilla en la vuelta de los octavos de final de la Champions League y pasó a cuartos gracias al show ofensivo de Erling Haaland, quien marcó un doblete y protagonizó un momento llamativo en el Signal Iduna Park.

El arranque del partido en Alemania lo tuvo como protagonista al conjunto andaluz, que había caído 3-2 en la ida en el Sánchez-Pizjuán. Manejo de pelota y un aviso rápido a los dos minutos con un potente disparo de Lucas Ocampos. Pasado el cuarto de hora, el propio extremo argentino se sacó de encima a dos hombres, metió un caño y habilitó a Suso, quien remató en el borde del área y la pelota se fue muy cerca.

Sin embargo, más allá de las intenciones españolas por abrir el marcador y tratar de igualar la serie, los teutones pegaron primero nada más ni nada menos que con el artillero noruego: robo en la salida, Marco Reus para Haaland y directo a las redes. Con esa ventaja, el Dortmund se marchó al entretiempo.

Ya en la segunda mitad, cuando parecía que Sevilla iba a ir por todo en busca del empate, otra vez Haaland volvió a dejar su firma. A los tres minutos, fabricó un golazo que el VAR le anuló. Más allá del grito ahogado, las cámaras tomaron una infracción previa de Julés Koundé y el árbitro indicó penal. Desde los doce pasos, el joven atacante erró su disparo, aunque Bono estaba adelantado. Por ese motivo, se repitió la acción y esta vez no perdonó. 2-0 para cerrarle el telón al encuentro.

A media hora del silbatazo final, Julen Lopetegui mandó a la cancha a Alejandro Gómez para darle más ritmo y dinámica a los ataques. En el avance siguiente, el Papu probó de afuera y el arquero Marwin Hitz le desvió el tiro con destino de gol. Algo que no pudo hacer a los 24 minutos, con el bombazo desde los doce pasos de Youssef En-Nesyri, quien firmó el 2-1 y le dio vida al Albirrojo.

Cuando la clasificación de los germanos parecía estar en el bolsillo, apareció otra vez En-Nesyri, tras un gran centro de Ivan Rakitic, para poner de cabeza el 2-2 y soñar con la heroica a pocos segundos del desenlace. Pero el reloj corrió, el elenco amarillo aguantó y el escenario no pasó del empate.

Con este resultado, Borussia Dortmund cerró la serie 5-4 a su favor y clasificó a los cuartos de final de la Champions League. Por su parte, Sevilla en una semana se quedó con las manos vacías: sin certamen continental y sin Copa del Rey.