Canapino ganó la carrera y se la dedicó a su papá: «Yo sabía que era un groso pero no pensé que tanto»

El arrecifeño ganó de punta a punta la final del TC, en la carrera más difícil de su vida, y con la que pudo rendirle un sentido y conmovedor homenaje a su padre Alberto, recientemente fallecido por Covid-19. Fue la primera competencia del calendario que se corrió en el autódromo platense Roberto Mouras.

Detrás de Canapino finalizó su coterráneo, Luis José Di Palma (Ford) y el quilmeño Esteban Gini (Torino), al cabo de las 20 vueltas al trazado de 4.265 metros.

Uno de los momentos más emotivos de la competencia fue cuando cayó la bandera a cuadros y Canapino irrumpió en un incontenible llanto.

Canapino, quien ayer hizo la pole position, ganó de punta a punta la primera serie a cuatro giros, siendo escoltado Gini y Ledesma, el campeón 2007 de TC.

En la segunda manga se impuso el debutante en el TC, Todino, y culminaron detrás Lambiris y Santero (Ford), quien había triunfado pero fue sancionado y bajó al tercer escalón por un toque a Lambiris.

La tercera batería se la adjudicó el nieto de Rubén Luis Di Palma, Luis José, con Ford, y se ubicaron detrás el lanusense Emiliano Spataro (Torino), que a partir de la tercera fecha tripulará un Ford, y el necochense Juan Bautista De Benedictis (Ford).

La final del TC tuvo a un Canapino demoledor que ratificó la pole position de ayer, su triunfo en la primera serie, y se llevó una competencia muy especial por el difícil momento que está atravesando. Sólo le peleó el primero puesto Josito Di Palma en las primeras vueltas.

Deje un comentario