Condenaron a muerte a otro luchador iraní

Mehdi Ali Hosseini fue condenado a morir en la horca por la Ley del Talión tras ser acusado de haber asesinado a un joven durante una pelea grupal.

A cuatro meses de la ejecución del luchador Navid Afkari, que fue ahorcado en septiembre por haber provocado supuestamente la muerte de un hombre durante una manifestación en 2018 contra el régimen de su país, el deporte de Irán vuelve a conmocionarse: Mehdi Ali Hosseini, otro luchador, de 29 años, también fue condenado a la horca.

Mehdi fue detenido en 2015, acusado de haber asesinado a otro joven durante una pelea grupal, y será ejecutado próximamente aplicando la Ley del Talión, conocida comúnmente como «Ojo por ojo, diente por diente».

La familia de la víctima no accedió a perdonar la vida del atleta, a pesar del pedido de varias figuras del deporte iraní, entre ellas Hamid Sourian, campeón olímpico de grecorromana en los Juegos de Londres 2012 y actual vicepresidente de la Federación de Lucha de ese país.

El 12 de septiembre, el gobierno iraní ejecutó a Navid Afkari, sobre quien pesaban dos condenas a muerte, una por el asesinato a puñaladas de otro ciudadano en 2018, durante una manifestación contra el régimen, y otra «por ofensas a Dios». Sus hermanos Vahid y Habib fueron sentenciados a 54 y 27 años de cárcel por el mismo crimen.

La noticia sobre la próxima ejecución de Hosseini causó indignación en el ámbito del deporte mundial y en las organizaciones de luchas por los derechos humanos, que volvieron a condenar al régimen iraní y sus prácticas para silenciar la oposición y las críticas. Y pidieron la urgente intervención del Comité Olímpico Internacional (COI) y de la Unión Mundial de Lucha (UWW, por sus siglas en inglés).

Deje un comentario