La Premier League, en jaque por el coronavirus

El duelo entre el Tottenham y Fulham, programado para esta tarde, debió postergarse por el alto número de positivos en el plantel visitante.

El partido que esta tarde debían jugar Tottenham Fulham, por la fecha 16 de la Premier League, fue suspendido por un brote de COVID-19 en el plantel visitante.

El juego ya estaba en duda desde ayer porque se habían detectado síntomas de COVID-19 en algunos jugadores y personal del Fulham, aunque no trascendieron los nombres.

En Chelsea, dirigido por José Mourinho, juegan tres argentinos:  Paulo Gazzaniga , Erik Lamela y Giovani Lo Celso.

Este martes ya se había suspendido el juego que debían disputar Manchester City y Everton. En el equipo dirigido por Pep Guardiola hay varios jugadores afectados, pero solo transcendieron los nombres de Gabriel Jesus y Kyle Walker.

¿Cómo se maneja la Premier League para contrarlar los contagios de COVID-19?

La primera división inglesa había relajado los controles en las últimas semanas, pero desde ayer, y en medio de la segunda ola de la enfermedad en Europa, se decidió la obligatoriedad de hacer dos testeos semanales a todos los  planteles.

En la semana del 21 al 27 de diciembre hubo 18 positivos entre jugadores y personal de los clubes.