Leeds superó a Burnley en un partido ajustado

El conjunto de Marcelo Bielsa venció a Burnley por la mínima con una polémica en la primera parte.

En un duelo de necesitados, Leeds superó a Burnley por 1-0 y alcanzó la mitad de tabla en la Premier League. El conjunto dirigido por Marcelo Bielsa contó con dos figuras indiscutidas, ubicadas en los extremos de la cancha: el arquero, Illan Meslier, y su delantero, Patrick Bamford. Además, un fallo arbitral le permitió mantener la ventaja.

Ni bien arrancaba el partido, los de Yorkshire se encontraron con una ocasión inmejorable para ponerse en ventaja. Antes de los cinco minutos, Bamford ingresó en velocidad al área y el arquero rival, Nick Pope, no pudo evitar el contacto, cometiéndole penal. De esta manera, el atacante de 27 años lo intercambió por su décimo gol en el campeonato.

Unos minutos más tarde llegó la polémica del encuentro. Cuando el reloj marcaba 17 minutos de partido, la visita se predispuso a ejecutar un tiro libre de peligro. Cuando el balón ingresó al área Meslier intentó despejarla, pero en el camino impactó con su rodilla en la espalda de su rival y dejó caer la pelota. Ashley Barnes ejecutó un disparo de media vuelta que terminó dentro del arco, pero el referí había anulado la jugada por una supuesta falta en ataque. Sin la intervención del VAR, el partido se reanudó de la misma manera.

Ya en la segunda mitad, los locales perdieron el dominio del encuentro y comenzaron a replegarse en defensa para mantener la corta ventaja. Así es como el joven arquero de 20 años recuperó la confianza de sus compañeros y se condecoró como la figura del encuentro.

Con este resultado, Leeds acumuló 20 puntos en 15 fechas, alejándose de los puestos bajos de la tabla. Los dirigidos por el Loco no tendrán mucho descanso ya que volverán a jugar antes de fin de año, el 29 de diciembre, ante West Bromwich.