Los Pumas arrollados, 38-0 frente a los All Blacks | Homenaje a Maradona antes del tradicional «Haka», video

Los All Blacks fueron una pesadilla para el seleccionado argentino, que había derrotado a Nueva Zelanda por primera vez hace dos semanas.

Nueva Zelanda derrotó a Argentina por 38-0 en una partido del Tres Naciones en Newcastle este sábado, para vengarse de su sorprendente derrota ante los Pumas hace dos semanas y romper una racha de dos partidos perdidos.

Los All Blacks anotaron cinco tries para ganar un punto extra y se asegurarán el título si Argentina o Australia no ganan el último partido del torneo en Sídney el próximo fin de semana por un margen importante.

La victoria puso fin a la primera racha de derrotas de Nueva Zelanda de más de un partido desde 2011 y la exhibición de Argentina en el torneo, después de que su primera victoria sobre los All Blacks fue seguida por un empate con Australia la semana pasada.

Los Pumas no habían jugado ningún partido internacional de rugby en más de un año antes de llegar a Australia, pero aún así se sentirán decepcionados al no poder marcar en un encuentro contra los All Blacks por primera vez.

El hooker Dane Coles anotó el primer try en el córner en el minuto 12 y Richie Mo’unga añadió un penalti poco después para dar a los All Blacks una ventaja de 10-0 en el medio tiempo, pero los tres veces campeones del mundo mostraron su poderío tras el descanso.

Los Pumas llevaban brazaletes negros en memoria del gran futbolista Diego Maradona y el capitán de Nueva Zelanda, Sam Cane, puso el regalo de una camiseta de los All Blacks con el nombre de la estrella argentina sobre el césped antes del haka.

Conmovedor homenaje de los All Blacks a Diego Maradona antes de su tradicional Haka

Sin embargo, los neozelandeses no tuvieron piedad y volvieron a lo básico con dominio de las jugadas a balón parado, carreras fuertes y patadas juiciosas para ejercer una presión sostenida sobre los Pumas.

Argentina hizo 10 cambios en el equipo que empató con Australia la semana pasada, lo que puede explicar la falta de fluidez en algunas de las combinaciones y una serie de errores de manejo.