Miles de personas se agolpan en Casa Rosada para darle el último adiós a Diego Armando Maradona

La sede del Gobierno permitió el ingreso de la gente y el sinfín de personas que hizo vigilia durante toda la noche ya comienza a entrar masivamente en medio de enfrentamientos con la Policía.

Finalmente, la extensa vigilia de un sinfín de personas que se reunieron en la Plaza de Mayo desde ayer tras el fallecimiento de Diego Armando Maradona, producto de un paro cardíaco, concluyó y la gente ya ingresa, con incidentes, a la Casa Rosada, que abrió sus puertas pasadas las 6 de la mañana de este jueves.

Lo cierto es que a horas de la madrugada se realizó un velatorio íntimo que reunió a aquellos afectos más cercanos durante la vida del Diez, entre ellos, Claudia Villafañe y sus hijas, Dalma y Gianinna, que fueron de las primeras en llegar, y a las que luego se sumaron tanto su otra hija, Jana Maradona, como Veronica Ojeda y su hijo Dieguito Fernando. Además, estuvieron presentes varios de los campeones del mundo en México 1986y representantes del planeta fútbol como Martín Palermo, Rolando Schiavi, Claudio Tapia, Guillermo Cóppola, Marcelo Tinelli, Carlos Tevez, Wanchope Abila y Daniel Osvaldo, entre otros.

Multitudinario adiós a Maradona: el pueblo lo despide en Casa Rosada

Ahora, el público en general, aquella multitud que se aglomeró en la Plaza de Mayo (con filas de extensas cuadras), luego de trasladarse desde la Avenida 9 de Julio por la Avenida de Mayo, está entrando a la Casa Rosada por la puerta de Balcarce 50, para darle el último adiós al máximo ídolo popular del país. Lamentablemente, ante el descontrol por la masividad y euforia de quienes deseaban ingresar, se sucedieron algunos enfrentamientos con la policía que obligaron a cerrar la entrada momentáneamente (ya se reabrió). La ceremonia se desarrolla en un salón –que ya fue acondicionado- de la sede del Gobierno.

Fue el propio Gobierno el que indicó y diagramó que el horario de entrada de la gente se realice a partir de las 6 de la mañana, además de todas las medidas de seguridad y precaución (perímetro y vallados) para que prevalezca –lo mayor posible- el distanciamiento social, para así dar lugar a que la entrada de aquellos fieles seguidores del Diez sea lo más amena y ordenada posible, algo que no sucedió, aunque la situación ya se tranquilizó. El velorio se realiza a cajón cerrado y, por indicación explícita de la familia de Maradona, se extenderá hasta las 16 de este jueves (en un principio, se especuló con que dure 48 horas pero fue descartado).