FIFA en histórica decisión, amplió regulación sobre la maternidad para proteger derechos de futbolistas

La FIFA anunció un paquete de medidas con el objetivo de proteger los derechos laborales de las futbolistas que queden embarazadas y tengan contratos vigentes con clubes.

De esta forma, los clubes estarán obligados a pagar como mínimo dos tercios del sueldo durante 14 semanas y facilitar su reincorporación luego del parto.

En ese sentido, un club no podrá despedir a una futbolista por quedar embarazada ni podrá incluir «cláusulas anti-embarazo» en sus contratos.

Al momento de reintegración de la jugadora, los clubes deberán ofrecerle apoyo médico y físico, y tendrán derecho a amamantar a sus bebés y/o extraerse leche.

Emilio García Silvero, responsable legal de la FIFA, explicó en sus redes sociales: «La idea es proteger a las jugadoras antes, durante y después del parto. Queremos crear nuevos estándares globales mínimos que garanticen que ninguna jugadora debe sufrir una desventaja por quedar embarazada».

Los clubes tendrán la posibilidad de fichar, fuera de las fechas preestablecidas, a una jugadora que reemplace a otra que se encuentra de baja por maternidad.

El objetivo de FIFA es que estas reformas sobre se aprueben en diciembre durante la reunión del Consejo y aplicarlas inmediatamente en sus 211 federaciones, que por el momento ofrecen un marco desigual según las legislaciones y prácticas locales.

Por ejemplo, en la Argentina, la AFA reguló al respecto de la licencia por embarazo y maternidad desde el 7 de noviembre del año pasado, luego del inicio del primer torneo profesional de su historia.