Mario Ledesma, hasta las lágrimas por el histórico triunfo de Los Pumas | VIDEO

El entrenador de la Selección Argentina rompió en llanto por la alegría de vencer por primera vez a los All Blacks.

Mario se mostró muy emocionado tras la histórica victoria sobre los All Blacks en el debut del Tres Naciones. Por primera vez el equipo argentino logró vencer a su par de Nueva Zelanda, un hecho totalmente histórico que se recordará por siempre. Fue 25-15.

Cerca del final del partido, el entrenador argentino no pudo contener su emoción y rompió en llanto mientras aun estaba en la cabina del cuerpo técnico.

Expresaba: “Este triunfo es surrealista. No solo el resultado, sino el juego, entrar de esa forma al partido después de todo lo que ha pasado este año” .

A lo que agregaba: “Algunos de los chicos no han visto a sus familias durante meses, pero todos han mantenido una actitud positiva. Han estado asombrosos”.

“Creo que recordaremos esto durante mucho tiempo, no solo el partido sino también porque ha llegado en esta situación especial”, concluyó diciendo.

Recordemos también que el entrenador neozelandés, Ian Foster, había dejado fuera a diez jugadores que participaron en la derrota de los All Blacks hace una semana contra Australia, además Los Pumas, que contaron con el consejo del ex seleccionador australiano, Michael Cheika, ahora ayudante de Ledesma, MERECIERON LA VICTORIA.

Antes de este partido frente a los All Blacks (14 de noviembre de 2020), Argentina llevaba más de un año sin jugar debido a la pandemia.

Su último encuentro había sido el 9 de octubre de 2019 contra Estados Unidos en Kumagaya (Japón), con victoria por 47-17, en el Mundial de 2019.

Por su parte, el capitán Pablo Matera, compañero de Nico Sánchez, autor de los 25 puntos argentinos, en el Stade Français, también se mostró exultante ante esta victoria histórica.

“Este es un gran día para todo el rugby de Argentina”, dijo Matera. “Nada se consigue con facilidad”, añadió.

Esta derrota de los All Blacks se suma a la sufrida hace una semana contra Australia (24-22), lo que coloca al equipo neozelandés en una pequeña crisis, apenas quince días después de haber aplastado a los propios Wallabies por 43-5.