Champions League | Barcelona sufrió para ganarle a un Dinamo Kiev diezmado por el Covid

El equipo catalán, con Leo a la cabeza, venció 2-1 al conjunto ucraniano que sufrió varias bajas por coronavirus. La Pulga marcó el primero, de penal.

Por la tercera fecha del Grupo G de la Champions League, Barcelona le ganó 2-1 a un diezmado Dinamo Kiev, que tuvo muchas bajas por un contagio masivo de coronavirus en el plantel y cuerpo técnico, y quedó como líder con puntaje perfecto. 

El dominio en el comienzo de Barcelona fue abrumador. Los ucranianos tuvieron que utilizar a muchos suplentes y la diferencia se notó. En el primer avance, Messi entró al área, fue derribado claramente y él mismo marcó el 1-0 a los cinco minutos de juego. Parecía que podía ser goleada histórica, pero no.

A los 35’, el equipo visitante tuvo una clarísima. Vitaliy Buyalskiy cabeceó en el área y Ter Stegen, que volvió a jugar después de 82 días, metió un manotazo salvador. El local perdió intensidad y por momentos la pasó muy mal.

En el inicio del complemento, Ter Stegen volvió a salvar a Barcelona y en el córner posterior el polaco Tomasz Kedziora marcó el empate con un cabezazo pero el juez de línea marcó que la pelota había salido del campo de juego antes y anuló el gol. 

El arquero alemán del culé fue figura de su equipo. Aunque parezca raro de creen en la previa. En los minutos siguientes volvió a salvar a un Barcelona que dio muchas ventajas en defensa.

Pero Ruslan Neshcheret, tercer arquero del Dinamo y de 18 años, también tuvo intervenciones muy destacadas. La mejor fue un tiro libre a Messi que tenía destino de ángulo derecho. Luego hizo lo propio con una buena incorporación ofensiva de Sergi Roberto.

Pero la jerarquía individual pesó: un centro de Ansu Fati encontró a Piqué en el área; el defensor metió un lindo cabezazo esquinado para aumentar a 2-0. En la réplica, Ter-Stegen tapó el descuento.

Dinamo no se dio por vencido y tras un rebote de Ter Stegen, que volvía a despejar el peligro, se filtró el capitán Viktor Tsygankov, quien la empujó casi sobre la línea cuando quedaban 15 minutos para el cierre. Luego Barcelona pudo controlar la pelota y se quedó con tres puntos muy importantes. Desde el juego, sobre todo en lo defensivo, deberá mejorar muchísimo.