Los clubes de Primera rompieron contrato con Fox/ESPN ¿Quién pasará los partidos?

Turner se quedó con los derechos de todos los partidos. Además, la TV Pública podría pasar algunos encuentros.

Las 24 instituciones miembro de la Liga Profesional de fútbol decidieron este mediodía romper parte del contrato de explotación de los derechos audiovisuales al acusar Fox/ESPN de “graves incumplimientos” en sus obligaciones.

En una reunión liderada desde el predio de AFA en Ezeiza, que contó con la presencia de una docena de dirigente “in situ” y el resto vía zoom, los clubes votaron a favor de “rescindir  de manera irrevocable” el vínculo con una de las dos compañías que desde 2017 tienen los derechos para trasmitir los partidos de la Primera división del fútbol argentino.

Todo comenzó cuando Disney (controlante de ESPN) decidió iniciar en Argentina la fusión de hecho luego de adquirir globalmente a la firma FOX. Esto generó un movimiento de impacto mundial en los medios y principalmente en las señales deportivas. En nuestro país, Fox Sports pasó fusionarse con ESPN tal como las cadenas lo vienen mostrando en sus mismas pantallas. Esta unión se hizo pese a no tener aún el visto bueno de las autoridades nacionales, que tienen que dictaminar si esta adquisición no trasnforma al nuevo conglomerado en monopólico.

Según pudo saber Doble Amarilla, FSLA Holdings LLC (Fox Sports) jamás cumplió con informar su fusión con ESPN tras ser adquirida por el Grupo Disney lo que conlleva a un “grave incumplimiento” del contrato audiovisual. El texto de aquel vínculo exige que cualquier cambio de control deba ser informado dentro de los 30 días, pero Disney ocultó ese cambio durante varios meses ya que esta fusión dio inicio a principios del año pasado. 

“Durante más de 18 meses en los cuales mantuvieron oculto el Cambio de Control ya ocurrido, ha impedido a las Entidades del Futbol el ejercicio de sus derechos contractuales, a cuyo efecto la cláusula 21.15 había establecido el deber de notificación respecto del acaecimiento de un Cambio de Control dentro de un plazo esencial acompañando la documentación pertinente para acreditar las calidades requeridas y las garantías suficientes para las Entidades del Fútbol”, se dijo entre los argumentos para poner fin a la relación con uno de los licenciatarios de esos derechos.

Agravante

Si bien aún no hay una decisión final de la Secretaría de Comercio Interior sobre la fusión de Disney y Fox en Argentina, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) ya emitió un dictamen recomendando rechazar la operación por considerarla que podría incurrir en acciones monopólicas. De hecho, uno de los puntos en los que pone el ojo es justamente la cantidad de derechos de explotación adquiridos entre ESPN y Fox Sports. Lo que entiende la CNDC es que esta operación tiene «la potencialidad de distorsionar la competencia» en el mercado y generar «una concentración de señales deportivas». A grandes rasgos, temen que ESPN se convierta en un monopolio y no dé lugar al posicionamiento de diversos actores del mercado.

«En definitiva, dado que las señales ESPN y FOX SPORTS son los competidores más cercanos en el mercado de señales deportivas, la operación de fusión elimina a un competidor relevante. Por consiguiente, la operación tendría como consecuencia el incremento sustancial de la concentración en el mercado de señales deportivas con un aumento significativo en el poder de mercado y de negociación de las empresas notificantes, con el consecuente impacto en los consumidores, que podrían ver incrementado el valor del abono de televisión paga», explicita la CNDC en la resolución. 

Otro punto importante a tener en cuenta es que dentro de esa «monopolización» entienden que se podría ver afectado el desarrollo de plataformas con servicio online a futuro, impidiendo así la innovación del sector audiovisual en Argentina. 

Justamente entre los argumentos esgrimidos por los clubes para poner el fin al contrato es el riesgo que conlleva haber fusionado las pantallas sin avisar al fútbol y sin tener la aprobación gubernamental.  “La transferencia de control tiene impactos significativos respecto del Contrato,  más aún considerando que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia ya emitió un Dictamen de objeción al respecto por considerar que el cambio de control implementado tiene la potencialidad de restringir o distorsionar la competencia y que por tanto podría resultar prohibida según lo dispuesto por el art. 8 de tal norma”, se dijo al argumentar la decisión.

¿Qué puede pasar ahora con la pantalla?

Ahora AFA y la LPF deberán cumplir ciertos pasos formales para adjudicar a otra empresa los derechos que tenía Fox Sports. Recordemos que el vínculo de explotación de los derechos audiovisuales firmado en 2017 era en un 50% para Fox Sports y otro 50% es de Imagen Satelital S.A. (Turner – TNT Sports). Según reza el texto de ese contrato en caso de que una de las partes quede fuera del negocio, la otra parte tiene el derecho de tener prioridad para adquirir la otra mitad. Es decir, el fútbol está obligado a sentarse primero con Turner y ofrecerle la parte que deja su hasta ahora socia comercial.

No es novedad que son muchos los clubes que vienen quejándose por los ingresos de TV. Hay dirigentes que entienden que ese vínculo se negoció de manera apurada y que el valor es inferior al que deberían recibir. Es por eso que es de esperar que una eventual negociación con Turner incluya la condición de elevar el valor a recibir por la explotación de la otra mitad de los derechos audiovisuales. Según pudo saber Doble Amarilla, los dirigentes tienen pensado en poder mejorar no menos de U$10 millones lo que perciben anualmente. Esto sumado a una eventual nueva llave por la que podrían recibir superior a US$ 30 millones.

Todo indica que desde la semana que viene se iniciarán negociaciones dando prioridad, como indica el contrato, a Turner. El tiempo apremia porque en 2 semanas la pelota vuelve a rodar.

Deje un comentario