Sin algunos históricos y otro DT: El »nuevo» vestuario que verá Messi si sigue en Barcelona

La Pulga continuará en el club catalán, pero se encontrará con un nuevo vestuario. El objetivo de Koeman, la salida de varios históricos y las negociaciones para volver a pelear por todo.

La decisión de Lionel Messi de quedarse en Barcelona cambia por completo el clima del conjunto catalán, tanto en lo institucional como en lo deportivo. El plantel mantiene a su máxima figura y al líder de un vestuario al que Ronald Koeman ya había empezado a moldear a su gusto.

El flamante entrenador holandés llegó con la clara intención de una reestructuración, luego de lo que fueron los últimos años sin el protagonismo deseado en el plano internacional y con el corolario del 8-2 sufrido frente a Bayern Munich. Sin embargo, la continuidad de la Pulga puede cambiar las cosas.

La decisión de no contar con Luis Suárez y Arturo Vidal fue el primer golpe de efecto que buscó el técnico, cuando todavía no se sabía que Messi iba a enviar el famoso burofax para salir del club. La exclusión del uruguayo -uno de los grandes amigos del rosarino- era un claro mensaje de demostración de poder.

Los únicos declarados intransferibles fueron Marc-André Ter Stegen, Nelson Semedo, Clement Lenglet, Frenkie de Jong, Ousmane Dembélé y Antoine Griezmann. Además de Messi, a ellos se les suman Gerard Piqué y Sergio Busquets como los históricos que también entran en los planes de Koeman.

En un principio se especuló con la chance de que el entrenador buscara unaholanidzación del plantel, tal como lo había hecho Louis van Gaal a finales de la década del 90. Por algo sonaron Donny van de Beek (Ajax), Memphis Depay (Olympique de Lyon) y Georginio Wijnaldum (Liverpool).

Messi y el nuevo Barcelona en el que aceptó quedarse

Sin embargo, las únicas incorporaciones de Barcelona hasta el momento no fueron para sacudir el mercado: Francisco Trincao, Matheus Fernandes y Pedri. El único de renombre es Miralem Pjanic (llegó de Juventus a cambio de Arthur), quien todavía no se sumó porque padece coronavirus.

El equipo tampoco contará con Iván Rakitic, nuevamente en Sevilla, y se espera que pueda sufrir alguna baja más además de la salida de Vidal (tendría todo arreglado con Inter) por las necesidades económicas. El gran interrogante ahora pasará por saber qué será del futuro de Luis Suárez.