Gabriel Ávalos fue presentado en Argentinos Jrs.

El delantero, ex Patronato, fue anunciado por Argentinos, quien obtuvo la autorización de Cancillería para que arranque a entrenarse pese a llegar de Paraguay.

Argentinos se quedó con uno de los delanteros libres en el mercado: Gabriel Avalos. El punta, que se había destacado en Patronato en la temporada 19/20 (siete goles en 22 partidos) fue una tentación para Diego Dabove, quien si bien sigue en la búsqueda de otro delantero, ya se imagina la dupla con Santiago Silva.

Su llegada despertó cuestionamientos. Pero no futbolístico ni de los hinchas del Bicho, sino sanitarios y de otros clubes. El delantero ya volvió al país desde su Paraguay natal y si da negativo en los análisis que le realizaron en las últimas horas se sumará a las prácticas de los de La Paternal. Y la polémica es porque en otras instituciones, como River con los regresos de sus futbolistas extranjeros en su momento o San Lorenzo, que espera por los hermanos Oscar y Angel Romero, sometieron por las disposiciones vigentes a sus players a una cuarentena obligatoria. ¿Y entonces? ¿Pueden ponerse a disposición o no los jugadores que vienen de afuera?

Desde Argentinos aseguran que tienen el visto bueno de Cancillería y apelan al sentido común: si el jugador se hizo dos testeos en Paraguay y otro dos al regresar el fin de semana al país y todos dieron negativos, ¿por qué no habría de entrenarse? Sin embargo, el contrapunto es evidente y la frase de Matías Lammens al referirse a los equipos que vuelvan de competir en la Libertadores lo expone: «Los que vienen tienen que hacer 14 días de cuarentena».

El secretario general del Bicho, Alejandro Roncoroni (que también es médico), le aseguró a Olé: «Argentinos cumplió el protocolo por demás. Cubrimos todas las opciones. Le hicimos hisopado y serología el viernes anterior. Luego el sábado, a los siete días, de nuevo el serológico y dio negativo. Y hoy (por ayer), una nueva serología e hisopado. Es un nivel de control europeo. El club no está rompiendo absolutamente ninguna normativa. No voy a poner en riesgo a todo un plantel por una supuesta avivada».