Finalmente, AFA pedirá al Gobierno que los equipos de Libertadores puedan entrenar

Más allá de que la reunión entre Claudio Tapia, presidente de la AFA, y Ginés González García, Ministro de Salud, se postergó una semana, la decisión de pedir la vuelta en primera instancia de River, Boca, Racing, Defensa y Justicia y Tigre ya está tomada.

Después de varios meses en los que -al menos la mayoría de- la dirigencia del fútbol argentino se mantuvo en la postura de esperar a que la situación sanitaria de la Argentina mejorara para pensar en la vuelta a los entrenamientos, la Asociación del Fútbol Argentino ya pide, a esta altura de la cuarentena, que se habilite el regreso de los equipos en todo el país, y ahora parece encontrarse con la duda de las autoridades nacionales.

Este martes se iba a dar una reunión clave entre Claudio Tapia, presidente de la AFA, y Ginés González García, Ministro de Salud, para definir fechas y cuestiones de la vuelta a los entrenamientos, pero los crecientes números de contagios y víctimas de coronavirus obligaron a postergar el cónclave para la semana que viene.

Sin embargo, lo que no cambia es la postura y el pedido de la AFA al Gobierno: la intención es lograr que se autorice cuanto antes la vuelta a las prácticas de cinco planteles del fútbol argentino: River, Boca, Racing, Defensa y Justicia y Tigre, los cinco que ya tienen fecha para volver a jugar, con el regreso de la Copa Libertadores y sus respectivas primeras presentaciones post pandemia pactadas para el jueves 17 de septiembre.

Pese al discurso que mantuvo Tapia en buena parte de la pandemia, acerca de la intención de que el retorno del fútbol argentino no distinguiera regiones del país ni categorías, da la sensación de que mantener ese ideal es cada vez más complicado y ante la presión de los clubes que juegan Copa Libertadores, los cinco mencionados serían los primeros en arrancar, a principio de agosto.

En el comunicado que emitió hoy la AFA, informaron que la reunión entre Tapia y Ginés es para trabajar «sobre aspectos vinculados al regreso gradual de los entrenamientos futbolísticos bajo un estricto plan integral que abarcará a todas las categorías del Fútbol Argentino», aunque a la vez reconocieron que «se programará fecha para aquellos equipos que deban afrontar compromisos internacionales con inmediatez».

En este contexto, por ejemplo, River busca ya contar con todos sus jugadores en Buenos Aires para empezar ni bien se autorice y no descarta testear al plantel de manera privada para ir teniendo un panorama, mientras que Defensa y Justicia piensa en realizar una burbuja con una concentración constante del plantel y los empleados necesarios para entrenarse con la seguridad de evitar los contagios.

Mientras tanto, los dirigentes le apuntan a los últimos días de septiembre para el inicio del nuevo torneo y para eso esperan volver a entrenarse también en los primeros días de agosto, algo que quedó en duda a partir de la escalada de contagios en el AMBA. ¿Qué pasará si habilitan a los de la Libertadores si, y al resto no?