¡Sudafrica campeón del Mundo en Rugby!

Con una gran actuación de su defensa y un control mental del partido en casi todo su desarrollo, los Springboks vapulearon a los europeos por 32 a 12. El partido se jugó en el International Stadium Yokohama, colmado por 76.000 espectadores.

Con una actuación superlativa de sus forwards, dónde sobresalieron Duane Vermeulen, Pieter du Toit y Siya Kolisi, 22 tantos con el pie de su apertura Handré Pollard y una diferencia de 20 puntos sobre Inglaterra, el equipo que llegaba como favorito a la final, los Springboks, alcanzó la gloria en Japón y se consagró luego de 12 años.

De esta manera, la Copa Mundial de rugby se quedó en el hemisferio sur por cuarta vez consecutiva y los sudafricanos igualaron a los All Blacks como los más ganadores de la historia, con tres conquistas cada uno. Por primera vez en la historia, un capitán de color, Siya Kolisi, levantó la copa. Handré Pollard se consagró goleador del torneo, con 69 tantos.

Sudáfrica lo ganó de punta a punta. Sometió con el pack y lo definió con sus backs. Sorprendió por concentración y compromiso al equipo que llegaba como candidato. Y lo hizo con sus propias armas. Una defensa inmensa, que no dejó de tacklear nunca, un pateador súper eficaz y dos definiciones por las puntas que coronaron lo hecho en ochenta minutos. Los Springboks están en lo más alto del Mundial de Rugby.