La anécdota del paranaense Sangoy con Tevez hace 20 años en la ciudad

Carlitos hacia dos casi dos décadas que no pisaba la capital de nuestra provincia… pero aquella vez seguro no se la olvida.

Carlos Tevez no viene a Paraná hace casi 20 años. Y esa última vez seguramente no sea un recuerdo más en la cabeza del delantero de Boca. Y no sólo porque apenas era un jovencito de 16 que ya se lucía en las Inferiores de Boca, sino porque en ese entonces llegó a Santa Fe para disputar un «Mundialito» amistoso con la Sub 17 de Hugo Tocalli contra Brasil, México e Italia. Y no lo hizo solo, lo hizo con su amigo y compañero en el Xeneize y la celeste y blanca, Gastón Sangoy, quien luego de ese torneo lo invitó unos días a su casa, en Paraná.

Y recuerda: «Después del partido en cancha de Colón vinimos a Paraná, Carlitos se trajo un bolso y acá hicimos de todo. De hecho, con mi viejo lo llevamos a pescar y él estaba cagado entero jaja. Después a la noche quisimos salir a un boliche que estaba en la zona del puerto, pero como eramos menores no pudimos entrar en ningún lado, así que anduvimos dando vueltas por el Parque Urquiza para que conozca. Como yo no tenía auto nos manejábamos en cole, andábamos en la Línea 4 para todos lados porque mi vieja vivía por la zona de La Rural. Yo de esas cosas no me olvido más, y sobre todo cuando uno lo ve a Carlos hoy».

Además, Sangoy, el delantero que después de Boca se convirtió en un trotamundos jugando en muchos países y que hace poco vistió la camiseta de Atlético Paraná contó: «Para mí jugar al lado de Carlitos fue algo soñado… Yo no he visto ningún chico en Inferiores que aguante la pelota como él, ya se veía lo que iba a ser. El goleador de la categoría era yo, pero todo el trabajo lo hacía él» contó el delantero.