En un partidazo, Liverpool se quedó con la Supercopa de Europa ante Chelsea

El Liverpool, después de empatar 2-2, se impuso por penales ante el Chelsea para coronarse en la Supercopa de Europa. Adrián, el arquero que reemplazó al lesionado Alisson, se terminó quedando con el único penal atajado de la tanda.

La Supercopa de Europa, el trofeo que se disputan todos los años el campeón de la Champions League y el de la Europa League, fue para el Liverpool. Sí, los de Jürgen Klopp empataron 2-2 con el Chelsea y en los penales terminaron de celebrar un nuevo título bajo el mando del entrenador alemán. Y si bien la gran figura fue Sadio Mané, los flashes fueron para Adrián San Miguel. ¿La razón? El español, que llegó hace una semana y terminó jugando por la dura lesión de Alisson, tuvo varias tapadas a lo largo del partido y se lució en los tiros desde los doce pasos.

Deje un comentario