Copa Superliga | Con un gol agónico, Tigre eliminó a Racing a pesar de haber perdido | GOLES

Un centro de Guillermo Pol Fernández y un anticipo perfecto de Lucas Orbanrepresentaron el gol académico. El 1 a 0 fue un impulso para el elenco del Chacho. Las intervenciones de Lisandro López, Andrés Ríos y Darío Cvitanich fueron los argumentos más sólidos para concretar el objetivo, pero la fortuna se mostraba a favor de Tigre, ya que los palos le negaron el segundo grito a los locales. De todos modos, la idea de Coudet funcionaba.

La presión fue la clave para que Racing lastime a su rival. Las proyecciones ofensivas de Sigali, la marca de Augusto Solari y la perseverancia de Licha derivaron en el 2 a 0 que igualó la serie en el Presidente Perón.

En el partido de los accidentados, además de Zaracho los que debieron retirarse antes de lo pensado fueron Walter Montillo y Lisandro López. El espectáculo fue tan emotivo como dramático.

Una extraordinaria asistencia de Ríos para Cvitanich pudo transformar el triunfo en goleada, pero la defectuosa definición del ex atacante de Banfield le permitió a Marinelli evitar la conquista. La posibilidad de los penales seguía latente en el Cilindro.

Como si se tratara de un maleficio del destino, las lesiones continuaron impulsando las bajas. Neri Domínguez, con una contractura, y Néstor Moiraghi con un problema en sus aductores, debieron ser sustituidos en la etapa final del pleito.

En el cierre de la noche se le terminó la ilusión al Chacho. En una jugada polémica, en la que Racing reclamó una infracción en ataque y Nicolás Muscio se dejó ganar la espalda por Matías Pérez Acuña, el ex Vélez selló la clasificación de Tigre a las semifinales de la Copa de la Superliga. La Academia pagó un precio muy elevado el tropezón sufrido en Victoria y el Matador sigue haciendo historia. El descendido se comió al campeón del fútbol argentino.