Mundial de Handball | Los Gladiadores sufrieron un duro golpe 36-16 ante Suecia

Después del gran empate logrado contra Hungría en el debut, Argentina llegaba a su segunda presentación en el Mundial de handball con la moral bien alta y las ganas de dar un golpe más fuerte que nunca. 

Suecia se encargó de darles a los Gladiadores un baño de realidad y demostrar que sigue estando algunos escalones por encima: fue 31 a 16 para los europeos, líderes del Grupo D, en el estadio Royal de Copenhague. Así, no se pudo repetir la hazaña del Mundial 2011, cuando la Selección venció a los suecos en el resultado más resonante de su historia.

El equipo del español Manolo Cadenas jugó un gran primer tiempo, en el que, pese a ir siempre en desventaja, logró establecer cierta igualdad de condiciones. Sin embargo, con el correr de los minutos, y más aún teniendo en cuenta que los Gladiadores juegan este torneo sin hombres como Diego Simonet y Federico Pizarro, las diferencias se fueron haciendo insalvables.

Deje un comentario